- Tour Historia - https://tourhistoria.com -

Las líneas de Nazca, en Perú

En las llanuras de Nazca, Palpa y Socos, en Perú, se encuentran las llamadas “líneas de Nazca“, unos misteriosos geoglifos que fueron descubiertos por el arqueólogo Toribio Mejía Xesspe en el año 1927.

Fue en estos parajes peruanos donde siglos atrás se desarrollaron las culturas de Paracas (700 a.C. – 200 d.C.) y Nazca (100 d.C. – 600 d.C.) a quien se les adjudicaron la creación de estos dibujos gigantescos distribuidos sobre el terreno y solamente distinguibles en altitud.

Contrariamente a lo que se piensa, no obstante, no solo se pueden ver volando sobre estas llanuras sino que desde las cimas de las colinas circundantes también son visibiles algunos de los cientos de geoglifos de diferentes formas que fueron trazados y que se extienden por una superficie de entre 520 y 800 km2.

¿Qué son las líneas de Nazca?

He mencionado que estas líneas son las trazadas para crear unos geoglifos. Ahora bien, ¿qué son los geoglifos?

Son un tipo de representación que se hace sobre las laderas de los cerros y que se crean mediante líneas formadas por piedras volcánicas oscuras a modo de mosaico. Se suelen realizar sobre territorio desértico porque de este modo el tono oscuro de las piedras resalta sobre la superficie clara de la superficie, aunque en ocasiones, y para crear un mayor contraste incluso se puede llegar a retirar la primera capa superficial del terreno donde se van a colocar dichas piedras.

Estas líneas no son apreciable desde cerca pues es tal su longitud (algunas líneas pueden llegar a medir hasta 275 metros de largo), que no se puede distinguir el dibujo en su totalidad, de modo que a simple vista parece un surco creado en el suelo.

Sin embargo, vistas con perspectivas, éstas líneas nos muestran diferentes dibujos característicos, desde figuras geométricas, hasta representaciones de animales como aves, monos o arañas, e incluso hata una ballena, especies vegetales e incluso figuras humanas, y todos ellos hechos de un solo trazo, con una sola línea, sin discontinuidad. Concretamente, en la zona de Nazca se han llegado a encontrar unas 30 figuras de formas diferentes.

Origen y significado

Fue Erich von Daniken, un escritor, quien en el año 1968 mencionó la posibilidad de que esa líneas no fueran de origen humano, aduciendo que eran la mejor muestra posible de que en la Antigüedad, la Tierra había recibido la visita de extraterrestres. Desarrollando la idea llegó incluso a contemplar que la gran llanura de Nazca hubiera sido utilizada como pista de aterrizaje para sus naves.

Sin embargo, esta posibilidad no se debe considerar como parte de una pseudoarqueología de la que no se han presentado ni pruebas ni hechos que constaten tal afirmación, quedándose por tanto en una simple conjetura de dicha persona.

La tesis más apoyada es la de la pertenencia a la cultura nazca que se desarrolló al principio de nuestra era en aquella zona y aunque en un principio se conjeturó con que podían ser carreteras, lo más sensato parece la consideració nde que fueran centros de adoración y aquellas figuras eran de carácter protectos, creadas a semejante tamaño para que se vieran desde las alturas, donde consideraban que se encontraban sus dioses.

Un poco de turismo

Para llegar a Nazca hay que saber que se encuentra a unos 450 kms. al sur de la capital peruana, Lima, muy cerca del Pacífico. La parada más lógica para visitar este valle, es la cercana ciudad de Nazca dentro de una de las cinco provincias que componen el desértico departamento de Ico. La llaman, por su clima, “la ciudad del eterno verano” por su temperatura promedio de en torno a 27º. Además, de Enero a Marzo (los meses de verano allí) lo normal es que estas temperaturas estén por encima de los 40º.

Si visitáis la zona podréis no solo ver las líneas de Nazca, sino también en las cercanías la Reserva Nacional de Pampa Galeras, el Cerro Blanco (con la duna de arena blanca más alta del mundo con 2078 metros sobre el nivel del mar) o el Oasis de Huaca china.

La zona de visión de las líneas se encuentra a unos 7 kms. al oeste de Nazca, de modo que yendo en coche podréis alcanzarlas en apenas 15 minutos yendo por la Carretera Panamericana Sur. Sin embargo, dado que a nivel del suelo apenas alcanzaréis a ver nada, lo normal es reservar el clásico tour que las sobrevuela y que podréis encontrar con bastante facilidad en la zona.

Otros lugares históricos en Perú