Origen y expansión del judaísmo

[ 5 ] | Javier Gómez

doce tribus de Israel

Las raíces del judaísmo se hallan íntimamente ligadas a los comienzos del monoteísmo, en la Edad del Bronce. Fue en aquella época cuando algunas tribus se diferenciaron por el culto a un solo dios y donde podría asentarse las bases de las que mucho después serían las tres religiones monoteístas más difundidas por todo el mundo: el judaísmo, la más antigua de todas ellas, el cristianismo, que podría considerarse una escisión de la primera, y el islamismo.

Es la tradición bíbilica la que marca los comienzos de aquella religión monoteísta. Según esta tradición fue Abraham, el primer patriarca, quien consiguió que Dios designara a su pueblo como el “elegido”. De él, de Yahvev, recibió la orden divina de partir hacia Canaán, la tierra prometida. Partió así Abraham de su tierra natal, Ur, en Caldea, hacia Mesopotamia, pero sus descendientes, su pueblo, azotado por el hambre, se vio empujado al delta del Nilo, a la tierra de Gosén, donde fueron esclavizados por el faraón de Egipto.

La figura de Moisés, hacia el año 1200 a.C., emergió para salvar a su pueblo y conducirlo nuevamente, a través del desierto, hasta la tierra que Yahvev le había prometido al padre de todos los judíos, Abraham. Ungido y elegido por Dios como lider y legislador de su pueblo, condujo a los israelitas a través del Mar Rojo durante 40 años, pero castigado por sus dudas, Moisés se vio impedido de entrar en Canaán. Su sucesor, Josué, tras apoderarse de Jericó, cuyas murallas derribó, consiguió finalmente asentar a su pueblo en las tierras agrícolas destinadas.

Canaán, hasta entonces habitada por pueblos semíticos, fue sometida bajo el gobierno de reyes hebreos. La tierra prometida fue repartida entre las doce tribus que provenían de los doce hijos de Jacob, nieto del patriarca original, Abraham y su vez, las doce tribus se agruparon en dos reinos, el de Judá (compuesta básicamente por las tribus de Judá, Benjamín y parte de la de Leví), y el de Israel (formada por las restantes tribus). Distintas monarquías estuvieron en el poder, con especial mención a sus reyes más conocidos, Saúl, David y Salomón, época en la que fue construido por primera vez el templo de Salomón en Jerusalén.

A la muerte de Salomón, sin embargo, los reinos se separaron e incluso se enfrentaron, quedando Israel al norte y Judea al sur. Aun cuando los judíos habían constituido un reino fuerte, no fueron capaces de resistir la invasión de los asirios, comandados por Sargón II, primero (en el reino de Israel) y luego de los babilonios (comandados por Nabucodonosor) en el sureño reino de Judea en el año 586 a.C.

Buena parte de los judíos fueron deportados hacia Babilonia donde fueron nuevamente esclavizados en lo que podría considerarse la primera diáspora. El inicial templo de Jerusalén fue derruido, y los judíos, durante su exilio escribieron su primer texto religioso, el conocido como “Talmud de Babilonia“, frente al “Talmud de Jerusalén” escrito por los que aún habían quedado en tierra judaíca.

A los babilonios lo siguieron los persas, sus vencedores, época en que muchos de los judíos inicialmente esclavizados por los babilonios, volvieron a su tierra natal para reconstruir y levantar el segundo Templo en Jerusalén sobre las ruinas del anterior. Sin embargo, y aún bajo dominio persa, las tierras de Israel y Judea, hubieron de vivir una nueva invasión la de los griegos, que derrotaron a los persas.

No fue sino hasta la rebelión de Judas el Macabeo, hacia el 170 a.C. cuando el antiguo reino de Israel quedó bajo dominio judío con el gobierno de la dinastía de los Hasmoneos.

El último paso de aquel trágico pasado fue hacia el año 6 cuando Roma se anexionó Judea y la convirtió en provincia del Imperio. Nuevas rebeliones internas asolaron el reino desde el año 66 y fue finalmente cuatro años después, en el año 70, cuando Vespasiano sofocó aquellas luchas intestinas con la quema de Jerusalén y la nueva destrucción del Templo.

Muchos de aquellos judíos fueron nuevamente exiliados o deportados como esclavos por todo el Imperio Romano en lo que debería considerarse como una nueva diáspora lo que favoreció la implantación de muchas comunidades judías tanto a lo largo y ancho del Imperio Romano como del Sasánida. Fueron más de 100 años de florecimiento y expansión de la cultura judía hasta que en el año 200 el rabí Yehudá codificó la ley judía en la Mishná, la que fuera primera parte del libro conocido como el Talmud.

Fueron todos éstos siglos de trágicos exilios, de largos periodos de deportación y migración masiva de judíos fuera de Israel. Aquella reubicación, fuera voluntaria u obligada, se conoció como diáspora en alusión al estado vital de todos aquellos que habitan por obligación fuera de su tierra natal, sin tierra propia. Aquella diaspora producto de sucesivas invasiones, llevó a los judíos a asentarse por buena parte de los continentes europeos y asiáticos, por Asia Menor, por Grecia, por Italia, e incluso años después, en España. Aquella expansión geográfica, los lazos que unían a aquellas comunidades por todo el mundo, tanto culturales como religiosos, los convirtió en comerciantes de éxito, lo que a su vez, (el éxito comercial y su apatria) los llevó a ser mal tolerados e incluso hostigados por unos y otros reinos a lo largo de los siglos.

Fueron perseguidos en los primeros siglos de expansión del Islam en Asia Menor. En España fueron obligados a convertirse al cristianismo so pena de ser expulsados, como así hicieron con muchos en el año 1492 de los reinos de Castilla y Aragón, e incluso hubieron de asentarse en tierras turcas. No hay que olvidar tampoco la trágica persecución que sufrieron en la Alemania nazi y en otros países europeos en pleno siglo XX, ni su nueva diáspora en esa última época por media Europa antes de finalmente volver a sus tierras originales en 1948 donde volvieron a establecer nuevamente un Estado judío de Israel tras declararse independientes.

Jerusalem

UN POCO DE TURISMO POR JERUSALEM

Ocho puertas dan acceso al casco viejo de la ciudad, situadas en las murallas que un día, cinco siglos atrás, construyera Solimán el Magnífico. De esas ocho puertas, las de jaffa y Damasco son las que conducen a su típico laberinto de callejuelas y pequeñas placitas, allá donde la ciudad rezuma su verdadero espíritu. Allí se encuentran también los cuatro barrios más importantes de la ciudad, los que marcan su amalgama religiosa: el barrio musulmán, el cristiano, el judío y el armenio.

Allí está la mezquita Al-Aqsa, la Explanada de las Mezquitas, el Monte Moriah y en él, la bíblica Cúpula de la Roca, construida donde el profeta Mahoma ascendió a los cielos y donde Abraham recibió la llamada de Dios para que sacrificara a su hijo Isaac.

No muy lejos se encuentra el famoso Muro de las Lamentaciones, resto de las murallas que protegían el Monte del Templo, e incluso el Vía Crucis con la Vía Dolorosa que un día veintiún siglos atrás recorriera Jesucristo en su camino al Gólgota.

Tags: ,

Category: Turismo e Historia en Asia

Imprimir


Comentarios (5)

Comentarios RSS Feed

  1. alba suazo huete dice:

    QUE MARAVILLOSO ES PENSAR QUE EN ESTAS TIERRAS ,ES POR DONDE ANDUVO NUESTRO SENOR JESUCRISTO EL MESIAS DE ISRAEL SALVADOR DE LA RAZA HUMANA ,ENVIADO POR EL PARE ETERNO PARA CUMPLIR EL ETERNO PROPOSITO DE SALVACION ,PARA LOS PECADORES Y ENTRE ELLOS ESTOY YO ,QUE FUI RESCATADA POR LAGLORIOSA SANGRE DE NUESTRO REDENTOR YESSHUA EL MESIAS NUESTRO DIOS ,,DIOS BENDIGA HA ISRAEL ,ES LA NACION QUE DIOS ESCOGIO PARA QUE LE SIRVIERAN ,QUE DIOS BENDIGA HA JESRUSALEN PORQUE ES EL LUGAR DE SU HABITACION EL LUGAR DE SU MORADA ASI LO QUISO EL Y ASI SERA ,BENDITO TU SANTO NOMBRE AMADO ELOIM DIOS CREdor del universo ,…

  2. alba suazo huete dice:

    EL PUEBLO JUDIO ES EL PUEBLO MAS VALIENTE DEL PLANETA TIERRA ,PORQUE A VENCIDO TODO LOS OBTACULOS QUE EL DIABLO LES HA PUESTO ,CON EL FIN DE DESTRUIRLOS ,PERO ESTE PUEBLO ES UN PUEBLO ESCOGIDO POR DIOS Y ELLOS IGUAL QUE DIOS SON ETERNOS Y NO SERAN DESTRUIDOS ,PORQUE DIOS LOS CREO EL LOS ELIGIO, Y EN LA SOLA POTESTAD ETERNA LE PLACE LA EXISTENCIA DE SU AMADO PUEBLO ISRAEL ,,FELICIDADES PARA ESE HEROICO PUEBLO SUFRIDO ,VALIENTE,LUCHADOR,Y QUE SU SUPERVIVENCIA PROCEDE DE DIOS YAWUE,Y SU FE EN LA TORA ES INCONMOVIBLE ,BENDICIONES AMADO PUEBLO DE ISRAEL ..QUE DIOS TE SIGA AYUDANDO HA PELIAR LAS BATALLAS QUE TODAVIA TIENES QUE ENFRENTAR ….Y LOS ANGELES DE DIOS VENGAN EN AYUDA Y DESBARATE HA TUS ENEMIGOS,,

  3. Anonimo anonimo dice:

    Israel no existe.

  4. Luz Marina dice:

    Yo actualmente admiro los judíos por sus inventos en salud, ciencia, tecnología, etc. Fuera de esa guerra que tienen con los palestinos y todos sus países aledaños son unos prodigios para dar educción a toda su ciudadanía. Ahora están en el invento de quitarle la sal al agua de mar, en fin son personas de envidiar. No entiendo por qué han sido tan odiados a través de todos los siglos. Les agradeceria un reporte sobre esta pregunta. Mil gracias.

  5. martin dice:

    Hola! Buenos dias. La pagina tiene muy buen contenido pero no se puede copiar nada. chau

Deja tu comentario