El Monumento a Lincoln: Yo tengo un Sueño…

[ 1 ] | Javier Gómez

monumento-a-lincoln

El monumento a Lincoln probablemente sea uno de los más visitados en Washington D.C. y uno de los más simbólicos edificios de Estados Unidos. Frente a la mirada inerme de la estatua de Abraham Lincoln, en las escalinatas del gran templo dórico que es su casa y en los alrededores de la piscina reflectante, se han celebrado algunas de las más concurridas manifestaciones y de los más emotivos discursos que se recuerdan en pro de los derechos humanos. Allí, los sueños de muchos se unieron para intentar convertir en realidad lo que tantos deseaban. Allí, unidos, comenzaron muchos sueños a lo largo de la Historia.

No hace mucho, allí, Obama se dio un baño de mulitudes para ofrecer su discurso de investidura, pero queda lejos de la emotividad ysimbolismo del discurso pronunciado por Martin Luther King durante la Marcha en Washington por el Trabajo y la Libertad.

Aquel gran discurso que, espontáneamente, salió de la boca del gran lider negro el 28 de agosto de 1963, fue un grito de clamor contra las injusticias, contra las desigualdades y contra las barbaries que como humanos cometemos en el mundo. Aquel día, cientos, miles, decenas de miles de personas, unieron sus corazones y sus voces en un clamor popular en pos de un sueño, el de Luther King, el de tantos y tantos que como tú o como yo, lo pensamos, lo sentimos, pero no lo decimos. Él, con aquel discurso, “I have a Dream” (yo tengo un sueño), fue capaz de hacer tambalear los cimientos del Monumento a Lincoln, los del Capitolio, en las cercanías, de los Estados Unidos y los de todo el Mundo.

Bajo el lema “Empleo, Justicia y Paz”, aquella Marcha reunió a casi 300.000 personas en el National Mall, destino final de la manifestación. El 80% de ellos eran afroamericanos que clamaban por la igualdad, además de contar con el apoyo de reconocidos artistas como Joan Báez o Bob Dylan. Es cierto que aquella Marcha estuvo cuidadosamente preparada, aunque el fin último era conseguir que asistieran tanto blancos como negros y que no hubieran episodios violentos.

A la cabeza de la Marcha iban Martin Luther King y otros diez lideres más (seis negros y cuatro blancos). Frente al monumento a Abraham Lincoln todos harían un discurso que previamente se había repartido entre los asistentes para posteriormente ir caminando hasta la Casa Blanca y reunirse con el entonces presidente, John F. Kennedy. Sin embargo, llegado el momento, Martin Luther King improvisó su discurso para sorpresa de todos.

discurso-de-martin-luther-king

Una y otra vez repitió “Tengo un sueño…” y acompañando esas palabras uno tras otro iba expresando sus más íntimos deseos: los de aquel sueño americano que tanto se vendiera un siglo atrás: el sueño de que aquella nación, Estados Unidos, se levantara y viviera el auténtico significado de su credo, un país donde blancos y negros fueran hermanos y donde todos los hijos de Dios consiguieran ser, al fin, libres.

Podéis ver una parte de su discurso en: “discurso de Martin Luther King

El Monumento a Lincoln se levantó en uno de los extremos del National Mall, en Washington D.C., en conmemoración al 16º presidente de los EE.UU., Abraham Lincoln. Precisamente en su entrada hay una gran estatua de este presidente en mármol y de 6 metros de alto, en posición sentada y mirando pensativo al frente, hacia la piscina reflectante y el monumento a George Washintgon. Junto a él, a cada lado, figuran dos de sus más importantes discursos: el de Gettysburg, y el discurso inaugural de su investidura. Bajo sus manos, simbólicamente, están las fasces romanas que eran los antiguos símbolos de autoridad de las antiguas repúblicas romanas.

estatua-de-lincoln-en-el-national-mall

El templo es de gran belleza arquitectónica, levantado en estilo dórico a la antigua usanza griega, y con un pórtico compuesto por 36 columnas de 10 metros de alto. El edificio comenzó a construirse el 12 de febrero de 1914 y se inauguró el 30 de mayo de 1922.

El Monumento a Lincoln abre, salvo el 25 de diciembre, todo el año, desde las 8 de la mañana hasta las 12 de la noche.

Dejadme acabar este post con una gran frase que dijo el propio Luther King: “Si un hombre no ha descubierto algo por lo que morir, no es digno de vivir“…

Tags: , ,

Category: Turismo e Historia en America

Imprimir


Comentarios (1)

Comentarios RSS Feed

  1. Pedro Solis dice:

    Este es uno de los lugares donde se esenificaron los mas grandes dircusos de democracia y libertad, digno de visitar.

Deja tu comentario