La iglesia de Wittenberg, lugar de reposo de Lutero

[ 0 ] | Javier Gómez

lutero-en-worms

“En cuanto suena la moneda en el cofre, salta el ánima del purgatorio”. Una frase que refleja bien claramente el espíritu corrompido de una Iglesia Católica que allá por el siglo XVI obtenía fondos para sus grandes construcciones con las ventas de indulgencias con las que los pobres creyentes  veían reducidas sus penas por pecados, y eran perdonados.

El fraile dominico Johann Tetzel, autor de dicha frase, fue un monje enviado por el poder papal a Alemania  para recaudar fondos para pagar la construcción de la iglesia de San Pedro de Roma mediante la venta de dichas indulgencias. La simple compra de este documento papal permitía el perdón de los pecados y que las almas se liberaran del purgatorio durante una buena cantidad de años. La depravación y la corrupción se habían adueñado de los estamentos eclesiásticos mientras la sociedad vivía ahogada por el hambre y la pobreza.

En semejante situación moral surgió la fugura de Martín Lutero, un monje agustino que era profesor de Teología en la Universidad de Wittenberg. Hastiado de las actitudes de la Iglesia, el 31 de octubre del año 1517 Lutero se decidió a escribir al arzobispo de Maguncia para mostrar su descontento con la actitud de Tetzel y de la Iglesia en general. Al mismo tiempo, expuso aquel documento histórico enviado al arzobispo, sus famosas 95 tesis, en las puertas de madera de la iglesia del castillo de Wittenberg, para que fuesen conocidas por todos.

De aquel documento tan controvertido, os expondré una de sus tesis, una de las más conocidas, la 86, que rezaba así:

“¿Por qué el Papa, cuya riqueza es hoy mayor que la de cualquier rico, no construye la iglesia de San Pedro con su propio dinero en vez de con el dinero de los creyentes pobres?”

Un auténtico reto y toda una declaración de intenciones por parte de Martín Lutero que, aprovechándose de la reciente invención de la imprenta, hizo circular copias de sus 95 tesis por toda Alemania y meses después, por toda Europa. La mecha había prendido para activar una reforma protestante que duró más de un siglo y que finalmente recorrió toda Europa inspirada en la defensa de la salvación por la vía de la fé en Cristo y no de la compra de indulgencias.

Cuatro años después, el 25 de mayo de 1521, Carlos V declaró fuera de Ley a Lutero mediante el edicto de Worms.

Desgraciadamente aquellas históricas puertas en las que Lutero clavara sus tesis ardieron en un incendio en el año 1760. Sin embargo, y para alivio de los protestantes, en el año 1858 y en conmemoración del 375 aniversario del nacimiento de Lutero, se colocaron en aquel mismo sitios unas puertas de bronce que llevan inscritas en latín las 95 tesis de Martín Lutero. En la parte superior, en el tímpano, arrodillados bajo la cruz de Cristo están el propio Lutero con una Biblia alemana en sus manos, y Melanchthon, otra importante figura reformista con las Confesiones de Augsburgo entre sus manos.

puertas-de-la-iglesia-castillo-de-wittenberg

Lutero falleció el 18 de febrero del año 1546, y sus restos reposan, desde entonces, en esta iglesia cerca del púlpito desde donde dirigió sus sermones de conversión. De ella se puede visitar además su torre, que data del año 1496, y aunque para ello hay que subir 289 escalones, lo cierto es que desde arriba las vistas de la ciudad son impresionantes.

INFORMACION SOBRE LA IGLESIA DE WITTENBERG

  • Dirección: Friedrichstrasse, 1, Lutherstadt – Wittenberg
  • Horarios:
    • de noviembre a abril: lunes a sábado de 10 a 16 h., y domingos de 11,30 h. a 16 h.
    • de mayo a octubre: luneas a sábado de 10 a 17 h., y domingos de 11,30 h. a 17 h.
  • Precios: la entrada a la iglesia es gratis, mientras que la subida a la torre cuesta 2 euros.

torre-iglesia-de-wittenberg

Tags: ,

Category: Monumentos, Turismo e Historia en Europa

Imprimir


Deja tu comentario